Blogia
Miguel Angel Bustos - Moros , Cristianos y algunas otras cosas.

AMIGO,........ESTAS EN FUERA DE JUEGO

AMIGO,........ESTAS EN FUERA DE JUEGO

Con esta frase, me sacaba de mi ensimismamiento Toni Garzando, responsable de la buena marcha de las Procesiones de su Cofradía, la de Jesús con la Cruz y Cristo Resucitado en el Cabanyal de nuestra Valencia, en la Procesión del Santo Entierro del Viernes Santo.

Todo empezó el sábado vísperas del Domingo de Ramos, Ignacio López Sorolla me llamaba para invitarme a la Santa Eucaristía y posteriormente la Procesión a costal de su Paso. Allí acudí, a la Iglesia del Rosario en el Canyamelar, la Cofradía la de Begoña Sorolla, magnífica mujer y fenomenal Presidenta de la Junta Mayor de la Semana Santa Marinera. También pude comentar con el responsable de la Banda de Cornetas y Tambores de esta Cofradía, Vichen, la composición que tocaron después de la Retreta del jueves las Bandas allí concentradas. Ni más , ni menos, que El Ultimo Mohicano en versión de marcha mora y adaptada para cornetas y tambores, una verdadera maravilla. Al final lo hemos acertado incorporando esta música a nuestras Entradas, y esto no quedará ahí.Una vez empezada la Eucaristia, fué el momento de vivir, tras la lectura de la Pasión, el Sermón del Párroco titular. No fué un Sermón fué una dramatización en toda regla, un teatro leído, en el que , con las características de cada personaje, era un mismo actor el que los interpretaba.Yo no tenía elgusto de conocer a este cura, pero parece ser según me contaron, que era lo normal. Volveré a escucharlo.

En ese mismo Acto fué la bendición del Paso con la imagen de Maria Santísima de la antigua compasión y los siete Dolores, que por primera vez procesionaba con la Cofradía del Santo Cáliz. Curiosa la historia de esta imagen, de la cabeza encontrada en Orihuela se compuso cuerpo, manto y aderezo.

Llegó la hora de la Procesión y decliné el honor de ir detrás del paso , a cambio de ponerme como público para ver ese Paso a costal con Juan Vicente a la cabeza como capataz . Un gran emoción , que se repetiría a lo largo de la semana, me recorrió todo el cuerpo. ¿Cómo iba yo , a plantearme ni la posibilidad mínima de protagonismo asistiendo a esa Procesión , si cualquiera del público era más protagonista que yo....?. Eso sí, las manos rojas de tanto aplaudir.

Llegó el Martes Santo. Rosa....,  veniros a cenar a mi Cofradía, y allí estábamos mi querido Rafa y un servidor. A partir de ahí todo fueron deferencias, Rosa, Miguel , Araceli, Silvia, Araceli hija, el Presidente de la Cofradía Vicente Rodríguez, el hermano Mayor rafa Montesinos, ...ché todos. ¡Yo quería quedarme a vivir allí....!. Ni protocolo, ni gaitas, así se hace sentir a un invitado como si estuviera en su propia casa. Y como no podía ser de otra manera,estando donde estábamos, los 100 años del Levante U.D., no pasaron desapercibidos. Quico Catalán  allí estaba, conjuntamente con Paco Fenollosa, recibiendo los nombramientos de Cofrades de Honor.Lo que decía, como en casa.

Y en casa estuvimos el día siguiente, Miércoles Santo, en casa de Jose Miguel Vicent y su familia, nunca se lo agradeceré bastante. ERA EL CUMPLEAÑOS DE ARACELI, y el buen hombre nos invita la noche anterior a cenar y no nos dice que es una cena familiar con motivo del cumpleaños de su esposa. Gracias por considerarnos parte de vuestra familia.

No acabó ahí el Miércoles Santo, no, ni mucho menos, quedaba el principal motivo de nuestra presencia allí. Vestirnos de vestas, asistir a la Oración y recorrer en la Procesión del Silencio, con hachones, todas las Cofradías vecinas, la Columna, el Perdón, el Salvador. Nuestro bautismo como penitentes. La sensación fué inenarrable.Fué entonces cuando comprendí un poco más si cabe, el Pregón de Esteban González Pons del 2009, cuando hablaba del Silencio. El debate de los creyentes o no creyentes en Semana Santa, pierde el significado después de esta experiencia.

Viernes Santo, ocho de la mañana, Encuentro de los tres Cristos, del Salvador y el Amparo, del Salvador y de la Palma. Dirigiéndose el Señor del Cabanyal hacia la playa, con una multitud de fieles que sólo querían tocarlo, portarlo "a pecho", "com toca". Una vez a orilla de la mar, el responso, la oración y la corona en honor de los que se llevó la mar.

Llegó la caida de la tarde, la concentración de la Cofradía. Era la hora del Santo Entierro, el momento cumbre. Por mi parte, nervios, cierta tensión, sentimiento de humildad, al lado de los que llevaban toda su vida procesionando. Me decía , tranquilo, llevas el capirote, la caperuza, eres un simple penitente, pero yo quería hacerlo muy bien, quería que el paso no se fuera, que la vara, el báculo se lanzara al frente con armonía de mis compañeros de procesión. Y por qué no decirlo, yo quería llevar el cordón con el emblema de la Cofradía, que todos llevaban y nosotros no. No quería ser diferente.

La Procesión empieza, más gente en la calle no cabía, un nudo en la garganta y de golpe..........,la tranquilidad, el ir en una nube con tus pensamientos, y el paso al ritmo de tambor sale sólo y la vara se lanza como si una mano invisible, que no la mía, la lanzara. ¿Cómo iba desfilando, no lo sé, si bien o mal...? ¿En linea, adelantado, atrasado..?. Algo si que iba a su ritmo, cosa que no hacía desde hace tiempo, mi mente, mis pensamientos, la reflexión.......En un momento.....¿qué pasa...?....¡ vaya susto.....!. ¡Amigo....que estás en fuera de juego.....! Ya estabamos en la calle del Rosario, ya volví. Nos quitamos las caperuzas y el ritmo del paso se avivó. Había pasado el Santo Entierro......¡¡ y como....!!!. La experiencia vivida os la debo a vosotros a todos los Cofrades de Jesus con la Cruz y Cristo Resucitado, la Real Hermandad, me habeis enseñado lo que es la Semana Santa Marinera, cuanto menos un trocito que para mí es un mundo.

Y el Sábado de Gloria, estaba ahí. La familia Orero Serra, las tres generaciones encabezadas por los papás, Julio y Lourdes y cerrando el "juguete", el regalo , la cajita de música, la sonrisa y los ojos convertidos en niña, Sofía. Qué más se puede pedir cuando te reunes con unos amigos, confianza, humor y, sobretodo, ganas de estar unos con otros, sin forzar, no encontrando el momento de la despedida y añorando nada más irte la próxima ocasión de volvernos a reunir. De nuevo , te hacen sentir como si estuvieras en casa.Gracias Julio, gracias Lourdes. Gracias Granaderos de la Virgen de los Dolores de Santa María del Mar.

Llega el día donde la Semana Santa Marinera tiene su meta, Domingo de Resurrección, el Desfile. No quería desfilar con la cara destapada, no, todavía no me lo merezco. Pero fuí un osado, un osado porque yo quería contar a todos mis experiencias en esa Semana, quería hacer a todos partícipes de mi agradecimiento a todos y a cada uno de los componentes de esta Semana Santa Marinera, y la oportunidad me llegó, en forma de mi querido Paco Celdrán y de ese fenómeno de los Medios festeros que es Vicente Alventosa. "Miguel Angel, ayudas a Vicente en la retrasmisión del desfile de Resurrección...?. Yo , ni corto ni perezoso, dije sí.QUIERO PEDIR PERDÓN POR MIS POSIBLES LAGUNAS Y EQUIVOCACIONES, no sé lo que es una retrasmisión, me falta todo el conocimiento de la Semana Santa Marinera, pero todo lo que pudo salir de mi , pudo parecer que salía de mi boca, pero , realmente, de donde salía era del corazón. Gracias Vicente, gracias Paco y gracias a MI RADIO FM.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres